Cómo saber si el gato tiene frío

Conforme desciende su temperatura interna, su actividad y funcionalidades anatómicos se ralentizan, el ritmo cardiaco y la respiración se ralentizan, la respiración se regresa superficial, la piel se regresa mucho más fría y los músculos recios, el gato puede volverse raro y letárgico.

El gato, más allá de que puede regular su temperatura corporal aproximadamente bien con un par de meses de edad, lo puede pasar verdaderamente si hace frío. Ya que es tan pequeño, su cuerpo pierde calor mucho más velozmente que un gato familiar adulto, con lo que si bien haya cumplido las ocho semanas de edad, es primordial proseguir protegiéndolo de las bajas temperaturas.

¿Los gatos sienten frío?

La contestación es sí. Los gatos sienten frío como todos animal, incluyendo los humanos. La diferencia radica en que nosotros tenemos la posibilidad de poner la medicina y envolverla en el momento en que tengamos frío, pero los animales no tienen otra alternativa. En verdad, los gatos son mucho más sensibles al frío que otros animales como los perros, puesto que su pelaje es bastante menos espeso por norma general y pocas veces se muestra en 2 capas para mayor protección. Esto quiere decir que los cambios de temperatura son considerablemente más bruscos en nuestros compañeros felinos, y que se debe tener particular precaución para resguardar su salud.

Y no es extraño ver a un gato resfriado por la exposición al frío. De ahí que, si vives con un gato, tienes que cerciorarte de que la temperatura en la vivienda sea siempre y en todo momento la correcta y que no baje bastante en el momento en que el minino se queda solo. O sea singularmente esencial en el momento en que se vive con etnias sin pelo como el Sphinx o el Peterbald. Y asimismo con otras etnias que tienen un pelaje muy fino y corto, como el siamés.

¿Los gatos padecen de frío?

La verdad es que sí. Aun se resfrían en las estaciones frías. Conforme la temperatura empieza a mudar, los gatos empiezan a sentir afecciones y sus cuerpos reaccionan consecuentemente. El sistema inmunológico de los gatos está muy creado e inclusive regula la proporción de pelo en las diferencias estacionales. Así mismo, su cuerpo asistencia al animal a regular su temperatura.

En ocasiones de frío y humedad, los gatos tienen la posibilidad de padecer estornudos, lagrimeo, tos o aun secreción de mocos. Esto se conoce como resfriado común en humanos y asimismo se contesta en gatos. Lo mucho más habitual en un caso así es asistir al veterinario, como observaremos.

Secuelas mucho más probables

Este descenso brusco de la temperatura corporal de nuestro gato puede lograr que se resfríe y además de esto presente ciertos síntomas como los que tenemos la posibilidad de presenciar los humanos en estas situaciones: exceso de mucosidad, ojos llorosos, estornudar y asimismo va a ser bastante menos activo.

En casos mucho más extremos donde el gato estuvo expuesto a lo largo de bastante tiempo a temperaturas bajísimas, puede llegar a tener casos de hipotermia con síntomas como: temblores permanentes, rigidez, contrariedad para respirar y cambios en los signos vitales.

¿De qué forma resguardar a un gato del frío?

Resguardar a tu gato del frío no es tan difícil. La primera cosa que tienes que llevar a cabo es cerciorarte de que siempre y en todo momento tenga un espacio caluroso y cómodo para reposar. Además de esto, es conveniente sostener la vivienda a una temperatura incesante, sin avatares, que logren poner en riesgo la salud de tu mascota. Y no olvides ofrecerle una aceptable comida a fin de que tenga todos y cada uno de los nutrientes correctos para batallar el resfriado.

Ciertos gatos, como los de la raza siamés, tienen una coloración peculiar llamada «color point» y caracterizada por la existencia de una coloración obscura en el hocico, puntas de las orejas, extremos de las patas y puntas de la cola, al tiempo que el resto del cuerpo es de color mucho más claro. Las ubicaciones oscuras corresponden a las ubicaciones mucho más frías del cuerpo y exactamente de ahí que consiguen este color. En estos gatos, la enzima responsable de la capacitación de melanina (el pigmento obscuro en la piel y el pelaje) es sensible a la temperatura, con lo que no marcha a la temperatura corporal habitual de un gato, pero sí en las partes frías. 🇧🇷