Cuánto dura el celo de los gatos

Las hembras tienen un período sexual muy distinta al de las perras, cosa que no todo el planeta sabe, aquí te contamos de qué manera una gata está en celo.

Tiempo de calor

En el momento en que se genera el primer calor de tu gato

Es frecuente que el primer calor de tu gato se genere entre 6 y 9 meses, pero esto puede mudar, puesto que tiende a suceder en el momento en que tu amigo felino llega a los 2,5 kilogramos de peso, y en varias oportunidades esto puede suceder desde los 4 meses. No obstante, ha de saber que puede eludir esta situación antes que su gato entre en su primer calor con la esterilización.

Te puede atraer: Gato envenenado / ebrio: ¿De qué manera accionar para asistirle?

Duración del calor

Fuente: Pixabay/Pexels

Tenga presente que los gatos tienen un periodo de calor corto; por contra, proseguirá a lo largo de meses. Comunmente va desde finales de invierno hasta principios de otoño, con lo que va a estar en calor toda la primavera y el verano. No obstante, ya que la proporción de luz diurna juega un papel, va a ser tenuemente diferente según el sitio donde vivas.

¿Cuáles son los síntomas de un gato en calor?

El calor actúa de distintas formas en gatos machos y hembras.

Machos: maulls insistentes, temblores por excitación, agresividad hacia otros gatos, necesitados fuera de la caja de arena.

De este modo es, los meses de primavera y una parte del verano son seleccionados por los gatos para la temporada reproductiva, que supone tanto la concepción como la gestación, el nacimiento y la reproducción de sus gatos.

  • La raza: Si bien prácticamente todas las hembras tienen su primer calor entre los 4 y los diez meses, van a ser las hembras de pelo cortito las que van a llegar después y antes a la pubertad. Por contra, las etnias de pelo largo lo van a hacer mucho más adelante.

  • Peso: la proporción de grasa está de manera directa relacionada con la función hormonal; De ahí que, los gatos tienen que tener un peso mínimo para lograr ingresar en calor.

  • Componentes externos: El incremento de la temperatura y el mayor número de horas de luz diurna son puntos fundamentales.

    A fin de que un chat entre en calor, debe haber por lo menos 12 horas de sol cada día. De este modo, van a ser los meses de primavera y verano en el momento en que los gatos estén mucho más recelosos.

  • Se miman: los gatos en calor de súbito se vuelven considerablemente más cariñosos de lo común. Procuran regularmente tu amor y compañía.

  • Rodolan por el suelo: los gatos en calor tienden a caer al suelo y dan muchas vueltas y vueltas al suelo oa la alfombra.

  • Miave fuerte y profundo: los gatos tienden a miaular realmente fuerte y profundo, prácticamente rasgados, y más que nada a la noche. Esta es una llamada a los gatos machos de la región.

  • Se protesta en todo momento: adjuntado con el miau, hay un «gemido» incesante, especialmente si le pones la mano en la parte baja de la espalda.

  • Situación de montaje: es frecuente que las gatas tomen una situación afín a la de una montura en el momento en que las acaricias. Reconocerás la situación por el hecho de que el gato bajará el abdomen hasta el suelo, doblando levemente las patas traseras y también inclinando la cola.

  • Lame bastante: un gato en calor se lamerá con una mayor frecuencia, más que nada en la región genital; Esto se origina por que se genera una pequeña inflamación en los órganos sexuales.

  • No desea comer: No todos y cada uno de los gatos comen, pero ciertos pierden un tanto el apetito y comen menos a lo largo del calor.

  • Orina en cualquier sitio: En ocasiones sucede que las hembras en calor orinan fuera de su caja para marcar el territorio con sus señales químicas, que son detectadas por los machos de la región.