Cuánto vale esterilizar a un gato

La esterilización de un gato macho en España cuesta entre 50 y cien euros, al paso que la esterilización de una gata puede valer entre 70 y 280 euros. A este precio hay que agregarle los exámenes preoperatorios, que acostumbran a rondar los 50 euros en dependencia de la clínica veterinaria a la que acudas.

Capar gatos y esterilizar gatos, «diferencias»

El desarrollo de operación o intervención quirúrgica que acarrea la castración, radica en la extirpación de los órganos reproductores masculinos

testículos) y mujeres (ovarios y, en ocasiones, asimismo el útero (ovariohisterectomía)).

Esta intervención es como resulta lógico irreversible para ellos y normalmente es una operación mucho más complicada que la esterilización. Pero, como anunciábamos previamente, no debemos tener miedo por la integridad de nuestros gatos en ninguno de los 2 casos expuestos.

¿Es malo capar a un gato?

Existen muchos mitos cerca de este desarrollo, por poner un ejemplo que tiende a ser carísimo, que va a hacer que nuestra pareja cambie su accionar a peor, que los gatos que viven en el hogar no tienen que esterilizarse, que solo para llevar a cabo en las hembras, etcétera.

Todos estos son mitos, ahora te compartimos las distintas virtudes, además de esto que actuaremos con bastante compromiso, al eludir la propagación de patologías infecciosas como la inmunodeficiencia y la leucemia felina, tal como achicar de manera importante que gatos queden en la calle.

Para impedir el cáncer testicular (en un gato macho castrado)

Más allá de que este producto se enfoca en la esterilización de las hembras, hay prueba importante para sugerir que capar a un macho prevendrá cáncer en Los gatos. Para conseguir mucho más información sobre si esta es la opción adecuada para usted, merece la pena estar comunicado con sus veterinarios locales para conseguir consejos veterinario especialista.

Los dueños de mascotas van a estar contentos de entender que se demostró que esterilizar a una gata a una edad temprana disminuye drásticamente el peligro de cáncer de mama. En verdad, si se hace antes que la gata entre en celo por vez primera, el peligro se disminuye a menos del 1%. Tras el tercer celo, este peligro incrementa al 26%.

Virtudes

  • Corto tiempo de restauración: el gato reiniciará su historia habitual un par de días tras la operación, quizás aun antes.
  • Operación mucho más simple y de menor duración: toda intervención implica peligros, pero cuanto mucho más simple y corto sea, menos adversidades tienen la posibilidad de aparecer.
  • Se suprime la oportunidad de tener hijos: que, al final de cuenta, es el propósito de esta clase de operaciones.
  • Precio mucho más bajo: Es considerablemente más accesible que la castración.
  • Prosigue en celo: el cuerpo de la gata proseguirá generando óvulos y hormonas sexuales, con lo que proseguirá en celo. Por supuesto, en el caso de cópula, el esperma no va a poder llegar al óvulo.
  • Sigue el peligro de tener un embarazo psicológico: y, consecuentemente, asimismo de mastitis.