Es buena la leche de vaca para los gatos

Los perros y los gatos pierden las enzimas que les dejan digerir la lactosa conforme avejentan. Fotografía: Pixabay

Hay una creencia habitual de que a los gatos les gusta mucho la leche. Se les puede ver gozando de un cuenco sin más ni más intranquilidades en la vida. Pero posiblemente esta comida no sea tan buena para su mascota, dicen los especialistas.

Leche en gatos

El primer matiz es: qué ocurre con las gatas lactantes. Los gatos pequeños toman leche, pero no es leche de vaca, sino más bien la leche de su madre gata. El destete natural frecuenta generarse hacia las 3 semanas de edad y, desde entonces, el gato deja de consumir leche.

¿En este momento qué ocurre con los gatos huérfanos? Desde el comienzo, si podemos encontrar una camada de gatos, debemos revisar que la madre no está cerca, puesto que lo mucho más conveniente es no separarlos de ella. Si no los tiene la posibilidad de tener con su madre, debería proporcionarles leche particular para gatos, jamás leche de vaca. En el artículo de Terapia Felina comentan con mucho más aspecto de qué manera cuidar de un gato huérfano.

Síntomas de intolerancia a la leche en gatos

Con independencia de la edad, si un gato ha creado intolerancia a la lactosa, como en los humanos, los síntomas tienen la posibilidad de ir desde diarrea, vómitos, dolor estomacal y también hinchazón, pérdida de apetito y gases.

Si el gato ha consumido leche de vaca y es intolerante, el síntoma mucho más recurrente es el vómito, en tal caso, lo destacado es preguntar al veterinario para argumentar qué pasó y quién seguramente le confirmará qué pasa y sugerencias para el futuro.

¿De qué forma perjudica la intolerancia a la lactosa a los gatos?

«Los signos más habituales de intolerancia a la lactosa son trastornos gastrointestinales como la diarrea o los vómitos», afirma Heinze, y apunta que ciertos gatos tienen la posibilidad de carecer de estos síntomas. sobre estos signos de intolerancia, especialmente si tienes un gato que pasa bastante tiempo al aire libre, donde no se administran sus hábitos de inodoro, en contraste a los gatos que usan la bandeja siempre y cuando van.

Heinze enseña por qué razón la lactosa tiene un efecto tan desapacible en el sistema digestivo de los gatos (y de los humanos). «La lactosa es un azúcar, y los azúcares no digeridos llevan agua a los intestinos y ocasionan diarrea», afirma Heinze. Asimismo fermentan en los intestinos y tienen la posibilidad de ocasionar hinchazón y flatulencias. Por consiguiente, al paso que tu gato goza tomando leche, los resultados consecutivos tienen la posibilidad de ser indeseables para ti y tu gato.

KMR Kitten Elabora Powder

¡Deseo!

Los gatos mayores no precisan tomar leche y, en verdad, varios de ellos no tienen la posibilidad de digerirla y esto hace inconvenientes gástricos como vómitos.