Es bueno dormir con mi gato

Reposar con tu mascota puede ser un hábito común y supuestamente inofensivo para la salud, no obstante, la red social médica cree lo opuesto. De las 250 patologías zoonóticas conocidas, mucho más de cien corresponden a la convivencia de personas y animales familiares.

Pese a las reglas de higiene que se sostienen en el hogar, los animales familiares, por bien vacunados y sanos que estén, asimismo son transmisores de infecciones mediante los parásitos, bacterias y virus que llevan de manera natural.

Problemas de reposar con tu gato

En concordancia, no afirmemos que todo va bien y si hay fundamentos para no reposar con tu gato.

  • Eres asmático: si tienes inconvenientes respiratorios no se aconseja reposar con tu peludo (sin peludo) en tanto que puede acrecentar el peligro de asaltos.
  • Los parásitos suben a la cama: pulgas, garrapatas, mugre en la mayoría de los casos tienen la posibilidad de ser transportadas por tu gato a tu cama. Si bien seamos honestos: si tienes, charla mucho más del mal servicio que te ofrece el dueño. Desparasita y cepilla a tu gato para proteger su higiene y tu hogar por norma general.
  • Pelo: si no cepillas a tu gato, una gran parte del pelo que pierde termina en tu cama.
  • No te permite reposar bien: ciertos gatos son muy activos durante la noche y también previenen reposar adecuadamente.

Inconvenientes y ventajas de reposar con el gato: comprender si es buen hábito o no

Es bien difícil resistirse a reposar con el gato, como es muy conocido la multitud que convive con él con uno de esos bonitos animales. En el momento en que tu gato se tumba en cama, se tumba junto a ti y te mira con esos ojos… ¿De qué forma decir que no?

El interrogante es: ¿hay verdaderamente causas para decir que no? Reposar con el gato es bueno… ¿o podría tener algún género de consecuencia negativa en un largo plazo?

Agresividad

Según una investigación anunciado en el Complutense Journal of Veterinary Sciences, la agresividad del gato es protectora si tiene temor en el momento en que se siente seguro. Hablan de que las causas recurrentes de estos hábitos argumentan a los próximos acontecimientos:

  • Sonidos de alta continuidad.
  • Personas novedosas en la vivienda.
  • Cambio de moblaje o residencia.
  • Falta de estímulos o actividad física.
  • Observando a otros gatos por la ventana.