Los gatos cambian cuando crecen

El ojo es un órgano que está compuesto por múltiples partes, el iris es la parte que da color al ojo, en el centro podemos encontrar la pupila, que es negra y puede mudar de tamaño (expandir o contraer). 🇧🇷 La pupila es un orificio que deja que la luz entre en el ojo, la luz es el estímulo que llega al cerebro para aceptar la visión.

En la mayor parte de las especies la pupila es redonda, en cambio, en los gatos la pupila tiene una manera «rasgada», esto hay que al hábito de caza nocturna de esta clase . La manera de rendija de la pupila del gato deja un mayor control sobre la proporción de luz que entra en el ojo. Es frecuente ver gatos a la noche con las pupilas abiertas (o redondeadas) totalmente en los lados, esto les deja dejar ingresar la máxima luz viable y tener una visión nocturna increíble.

Para comer

Como con todo, y como con la mayor parte de los seres vivos, la nutrición de un gato es fundamental. Si el gato no consume los nutrientes que precisa, es mucho más posible que desarrolle anomalías, patologías, etcétera.

El cambio de color del pelo puede ser un indicio de la falta de algún nutriente o elemento escencial.

El veterinario determinará su diagnóstico.

Tu gato cambió de color de pelaje debido al agobio

Como ya conoces, los gatos son muy sensibles al agobio, en tanto que son animales muy rutinarios. Un episodio grave de agobio puede ocasionar «efluvio telógeno», esto es, el color del pelaje de tu gato puede mudar, esto es, volverse mucho más pálido o mucho más gris, aparte de la caída del pelo.

La radiación del sol puede perjudicar al pelaje de tu gato, singularmente su color y composición. A los gatos les gusta mucho tomar el sol y esto causa que reduzca su tonalidad, esto es, que su pelaje se vuelva mucho más claro.

Promover la higiene y el cepillado del gato

De qué forma enseñamos en nuestro articulo De qué manera y cuándo mojar a un gato No se aconseja mojar a un gato salvo que sea indispensable y, en cualquier caso, jamás a intervalos inferiores a 4 semanas.

Pero en el momento en que el gato se pierde, un baño puede contribuir a remover bastante de este pelaje al unísono, acelerando de este modo el desarrollo sin crear problemas a nuestro gato. Eso sí, debemos emplear un champú conveniente, singularmente para gatos, que protega tanto el pelaje como la piel.