Los gatos siempre caen de pie

Una teoría famosa es que los gatos aterrizan sobre sus patas en el momento en que caen desde una altura notable. Por supuesto, esto no en todos los casos es de esta manera, pero lo es la mayor parte de las ocasiones. Todo es dependiente de la altura que cae.

En el momento en que la altura sobrepasa los tres metros, el gato tiene prácticamente todas las opciones de llevarlo a cabo en las patas, pero en el momento en que la distancia es menor puede llevarlo a cabo en la espalda. La explicación de los dos casos es la próxima:

El gato paracaidista

Así, el próximo punto es reprochar las piernas preparándose para amortiguar el encontronazo y curvar la columna . Con la columna vertebral arqueada, el mono incrementa la fricción con el aire, que marcha como un paracaídas, ralentizando la caída. Esta situación le valió el nombre de «Gat Paracaidista». Según ciertas indagaciones, el gato es con la capacidad de achicar a mitad la agilidad de caída de otro cuerpo. Por poner un ejemplo, la de un humano. No obstante, la aceleración de un cuerpo en caída libre prosigue estando, con lo que la agilidad incrementa, si bien mucho más poco a poco. Por consiguiente, si nuestro gato cayese de un piso cien, por servirnos de un ejemplo, difícilmente subsistiría al encontronazo. No obstante, no solo la situación del cuerpo actúa para socorrer al gato.

Su increíble sistema de amortiguación es la última medida de seguridad para el mono, que toca el suelo. Primeramente, lo realiza con las patas delanteras, que absorben y emiten la fuerza de encontronazo en un sistema flexible (el cuerpo del gato). Además de esto, lo hacen con las garras extendidas para eludir resbalones y la espalda arqueada.

Así, al revés de lo que sucede con un cuerpo recio (como un cuenco de vidrio, por servirnos de un ejemplo), el cuerpo distribuye la fuerza de la caída, achicando los daños como un amortiguador. Hay gatos que han subsistido a una caída de 32 pisos (así como está documentado). Lo que no es básicamente malo. Y este es solo entre los sorprendentes misterios que ocultan los gatos, una rama animal con muchas, muchas sorpresas.

El desempeño del cerebro en otoño

Las entradas usadas para hacer lo que se llamaba copia eferente. ¿Qué es lo que significa? Bien… Comprender por qué razón los gatos siempre y en todo momento aterrizan parado es comprender que todo viene de su desempeño neuronal. El reflejo del gato en el cerebro puede interpretarse de la próxima forma: el cerebro manda estímulos al cerebelo para realizar comparaciones entre la posición aguardada y la posición percibida, y este se hace cargo de corregir la posición. La aptitud de los gatos de arribar sobre sus pies siempre y en todo momento empieza a realizarse en la tercera y cuarta semana tras el nacimiento. De a poco van mejorando el reflejo hasta conseguir dominarlo.

Algo que solo saben los que tienen gato y que pertenece a los componentes que influyen en que los gatos caen de pies es la elasticidad de la columna. Sí, no es asombroso, los gatos tienen espinas extraordinariamente flexibles y carecen de clavículas funcionales. De la misma manera, la cola semeja asistir, pero los gatos sin cola asimismo aterrizan siempre y en todo momento parado.

¿Verdad o ficción?

La mayor parte de las ocasiones, un gato desciende de pies en el momento en que desciende. Tu cuerpo soluciona reflexivamente tu rumbo con lo que en el momento en que tocas el suelo, tus pies estén en la situación inicial de cuajo.

La altura de la caída de un gato establece de qué forma de bien o de mal van a poder absorber el choque del aterrizaje sus patas.