Mi gato no quiere comer: Qué hago

En el momento en que charlamos de hábitos alimentarios de los gatos, el tema que siempre y en todo momento sale en la mesa felina es que los gatos solicitan comer a los animales; Esto hizo que a varias personas sea habitual que un gato no desee comer; No obstante, ha de saber que dado que estas mascotas no deseen comer es algo muy grave que debe abordarse con urgencia.

De ahí que, el día de hoy le acercamos al blog de NUPEC ciertos de los motivos por los cuales un gato puede no estimar comer su comida, prosigue leyendo para comprender mucho más.

Fundamentos internos por los que un gato puede dejar de comer

Accionar reproductivo. El calor de las hembras y el impulso natural del macho en esta etapa tienen la posibilidad de ocasionar pérdida de apetito. Una razón mucho más para sugerir la castración de gatos de los dos sexos.

Un gato puede dejar de comer en el momento en que tiene una patología de cualquier clase, como por servirnos de un ejemplo trastornos periodontales. El fácil contacto de la comida con las encías puede ocasionar mal bastante que el gato no desea comer. Los gatos mayores tienen la posibilidad de perder el apetito, influidos por la pérdida del olfato, que provoca que la comida sea menos interesante. Otro fundamento común por el que los gatos mayores dejan de comer es la pérdida de dientes. Les recordamos que hay piensos destacables para gatos mayores, que no solo tienen croquetas adaptadas a su edad, sino más bien asimismo su composición.

¿Por qué razón mi gato no come?

Estas son las 7 causas mucho más usuales:

  • No le agrada la comida: esta se encuentra dentro de las probables causas por las que un gato deja de comer. Estos gatos tienden a ser muy rigurosos en el momento de seleccionar la comida que comen. No les agradan los alimentos que no estén formados primordialmente por carne o sean sustanciosos, de ahí que se les conoce como carnívoros rigurosos. Ten en cuenta que si últimamente has cambiado el género de alimento o pienso para tu gato, podría ser la causa por la cual dejó de comer.
  • No le agrada la localización del comedor: posiblemente tu gato no coma pues halla el sitio donde la comida es indebida. Poner su plato en ciertos sitios, como cerca de la lavadora o la caja de basura, puede lograr que tu gato deje de comer. Esto podría ser pues se amedrentan por el estruendos del dispositivo o pues no les agrada la comida cerca de donde defecan.
  • Escenarios mucho más altos de agobio: en el momento en que un gato tiene escenarios superiores de agobio o ansiedad, su apetito puede verse perjudicado. Los probables cambios en la rutina como cambios de horarios, visitas, trabajo o estruendos tienen la posibilidad de producir respuestas de agobio en estos gatos.
  • Intoxicación o intoxicación: otro viable fundamento por el que un gato no come es que ha ingerido un elemento o alimento inapropiado.
  • Bolas de pelo en el estómago: a veces se tienen la posibilidad de amontonar bolas de pelo en el sistema digestivo de los gatos, ocluyendo ciertas partes y ocasionando pérdida de apetito.
  • Inconvenientes bucales: tu gato puede dejar de comer si tiene una infección bucal. Conque revisate los dientes o solicitud a un profesional.
  • Anomalías de la salud: si tu gato no desea comer, y no identificas ninguna de las causas precedentes, puede ser un síntoma de alguna patología que está alterando su apetito.

Mi gato no desea comer. Causas internas

Mi gato no desea comer pues está enfermo. En un caso así, es requisito ser siendo consciente de signos como sopor, fiebre, apatía y vómitos.

Si tu gato, por servirnos de un ejemplo, tiene una afección nasal, esto reduce el sentido del olfato, lo que provocará un desinterés por la comida, o si padece gingivitis, periodontitis o cualquier inconveniente relacionado con la boca . cavidad, entonces no va a poder masticar la croqueta, solo va a poder comer croqueta húmeda.

No le agrada la novedosa comida

Saber a nuestros gatos es un viaje lleno de descubrimientos espectaculares. Uno es comprender realmente bien cuáles son tus deseos de la comida y de qué manera gustarles. A ciertos gatos no les agradan los cambios inesperados en la comida, y bastante menos evaluar novedosas fórmulas.

Una aceptable forma de descartar que la pérdida de apetito de tu gato se deba a un cambio repentino de suplemento oa alguna afección mucho más grave, es darle algo apetitoso. Si tu gato no repudia un pedazo de pollo, ternera o algún otro género de alimento húmedo, puedes estar bastante seguro de que es la novedosa comida que andas tratando proveer.