Por qué a los gatos les gustan las cajas

Los gatos son animales increíblemente curiosos y particulares con varios hábitos espectaculares; Uno de estos hábitos es su amor por las cajas de cartón, y toda vez que un felino tiene una caja, puede pasar un buen tiempo jugando o descansando, pero ¿por qué razón lo harían?

¿Por qué razón a los gatos les agradan tanto las cajas?

Efectos terapéuticos

Siendo un espacio cerrado, las cajas de cartón dan seguridad a los gatos y asisten a reducir el agobio.

En verdad, se ha comprobado que en el momento en que el gato se divide de su madre para iniciar una exclusiva vida lejos de ella, tener una caja contribuye a los gatos a amoldarse mejor a las novedosas situaciones.

Las cajas son geniales escondrijos de caza

Una caja satisface el instinto depredador de tu gato para ocultarse y agredir a su presa. En la naturaleza, los gatos son predadores. Los predadores se ocultan y miran, al acecho, aguardando el instante conveniente para saltar y emboscar a su presa. Si tienes múltiples gatos en el hogar o perros, seguramente viste a un gato escondido en una caja aguardando que pase un peludo desprevenido.

Los gatos son los conocidos rascadores, afilan las garras en tu sofá, en tus cortinas, en la alfombra… Las cajas son geniales para rasguñar. A los gatos les gusta mucho la sensación de hundir estas pequeñas garras en ese cartón.

¿Por qué razón a nuestros gatos les encantan las cajas de cartón y otros elementos cerrados? En este link le garantizamos la contestación a esta pregunta felina.

¿En algún momento tuviste gatos como mascota? Bien, probablemente sabéis que no hay mejor juguete para ellos que una caja de cartón. Pero, ¿por qué razón a nuestros gatos les encantan las cajas de cartón y otros elementos cerrados?

La búsqueda de espacios recluídos es un accionar instintivo de los gatos. En la naturaleza, estas zonas dejan a los animales ocultarse de los predadores y asimismo desde allí poder perseguir escrupulosamente a sus presas.

Estimula su instinto de supervivencia

El gato es un depredador, pero recuerde que para otros animales, un gato puede transformarse con perfección en un juego. Esta situación es la que fomenta ese instinto de supervivencia en los gatos familiares. Es verdad que en un apartamento tu mascota no posee nada que tener miedo, pero eso no quiere decir que ocasionalmente deje de ocultarse.

Por esa razón tu gato elige los sitios altos para la siesta, tal como las cajas para resguardarse. Son cobijos que les hacen sentirse seguros y provechosas, para supervisar todo lo que pasa a su alrededor sin temor a sentirse conminados.