Por qué mi gato se persigue la cola

¿En algún momento viste a tu gato persiguiéndose la cola y te hizo reír? A priori, puede ser la primera reacción humana al notar a tu gato virando como una trompa, estirando la pata y también tratando llegar a la punta de la cola, sin éxito la mayor parte de las ocasiones.

Este accionar, en un inicio entretenido, puede estar tras un inconveniente mental o físico de tu mascota. En otras oportunidades, sencillamente responde al instinto de caza de estos animales, que es como su marca de identidad.

Aburrimiento

Si mira que su perro persigue la cola con cierta frecuencia, posiblemente esté tratando desviar su atención del aburrimiento. Si este es la situacion de su mascota, asegúrese de ofrecer suficiente tiempo para llevar a su mascota a pasear o correr tras una pelota o un frisbee para explotar su energía amontonada.

¿Te puede atraer: Vacaciones? ¡Protege a tu perro del calor!

Un adulto con inconvenientes

Si bien tenemos la posibilidad de asegurar que si tu gato se persigue la cola de gato es bastante habitual (siempre y cuando no se realice daño), en mayores has de ser mucho más cuidadoso .

Y sucede que en gatos mayores este no es un accionar habitual: es un accionar compulsivo.

Esto puede pasar por múltiples fundamentos:

Los gatos se muerden la cola por el accionar

En este punto, observaremos con algo mucho más de aspecto los distintos fundamentos por los que tu gato se muerde la cola . Es primordial que sepas detectar bien el inconveniente para lograr utilizar el régimen conveniente para eludir que los gatos se muerdan la cola. Posiblemente haya algunos agentes sicológicos que hagan que tu gato se comporte así:

Asimismo es posible que el animal esté intranquilo y se muerda la cola de manera apremiante. Si este es la situacion, es aconsejable que intente relajarlo, a fin de que su mascota logre vivir en paz y su ansiedad desaparezca.

Si Fuffi es adulto

¿por qué razón un gato adulto persigue su cola? Es aquí en el momento en que debes inquietarte (Fotografía de iStock)

Las cosas empeoran en el momento en que el gato que te persigue la cola es adulto. En verdad, ese accionar puede ser un rastro de malestar. Las primordiales causas que tienen la posibilidad de argumentar la situación son: