Por qué se mueren mis gatitos

La desaparición súbita en gatos puede suceder por una extensa variedad de fundamentos, muchos que no tenemos la posibilidad de mencionarlos todos. No obstante, se conoce que las nosologías que causan la desaparición súbita con una mayor frecuencia son:

Supervisar la temperatura

La temperatura perfecto para un bebé habría de estar cerca de los 36 y 37 grados (no llegar a 38 °C hasta 4 semanas). Los gatos recién nacidos no tienen mecanismos para regular su temperatura, como los temblores, carecen de reservas de glucógeno en el hígado que sirvan para producir energía, como una caldera interna y, además de esto, su relación área/peso del cuerpo es muy elevada. , que estimula una rápida pérdida de calor. Por esta razón, supervisar la temperatura del ámbito es primordial: para los gatos sin madre, debemos tener una temperatura ámbito de 32°C en ámbas primeras semanas y de 22°C en ámbas siguientes.

En el momento en que los gatos recién nacidos tienen una temperatura corporal inferior a 35 °C, pierden el reflejo de succión (y por consiguiente no se nutren), padecen hipotermia, respiración deprimida, sistema inmunológico puesto en compromiso, disminución del latido del corazón y parálisis de la motilidad intestinal. . Por consiguiente, nuestra labor primordial no es dar de comer a los gatos, sino más bien aumentarles la temperatura para eludir la hipotermia. Además de esto, si lo forzamos, tenemos la posibilidad de empeorar las cosas, ahora que hay el peligro de que la leche se aloje en los pulmones (neumonía por aspiración) si el gato regurgita la comida por una disfunción de la motilidad intestinal.

¿De qué forma evitarlo?

‘Moquit felino’

Asimismo popular a nivel científico como ‘Panleucopenia felina’. Es una patología mortal ocasionada por un parvovirus y actúa por fiebre y vómitos, diarrea, debilidad y deshidratación. Es esencial advertirlo a tiempo para lograr tratarlo apropiadamente, con antibióticos y también hidratación intravenosa.

Los gatos son seres sensibles y muy destacables que necesitan cuidados básicos por la longevidad que los caracteriza (iStock).

Incineración individual

En este género de incineración, el cuerpo del animal se incinera de forma individual y después las cenizas son entregadas en una urna que se puede almacenar en el hogar, depositadas en una pequeña joya que llevamos. con nosotros para toda la vida, o los extendemos a la naturaleza, a la montaña o los arrojamos al mar. Además de esto, en estas situaciones, la familia puede proteger al animal y ayudar a la incineración.

Hay otras alternativas para contestar a el interrogante: ¿Qué llevar a cabo en el momento en que tu gato muere? En España, por ahora, solo hay tres cementerios de animales y, en un caso así, es preferible preguntar con el veterinario las opciones en lo que se refiere a trámites. Los cementerios acostumbran a tener un coste de forma anual, pero proponen la oportunidad de conocer a nuestras mascotas difuntas y honrar su memoria, lo que conforta para bastante gente.