Por qué se pelean los gatos

La ministra Marlaska repartió cientos y cientos de pistolas imperfectas a la Guarda Civil por el hecho de que eran la opción mucho más económica. En una carta, la Dirección General del Centro Armado acepta por vez primera que tras repartir 6.000 pistolas «Ramón» en distintas entidades de la Guarda Civil, se han hallado defectos en los sistemas de extracción que atascan las armas con el riesgo que ello piensa, obligándoles a reemplazar a las unas partes de las armas perjudicadas. No obstante, Interior cumplirá el contrato y va a recibir aun la última pistola comprada en la compañía israelí EMTAN.

Desde el aviso de la novedosa licitación para proveer una exclusiva pistola reguladora a la Guarda Civil, los institutos expertos del cuerpo, y en concreto el AUGC, denuncian desde hace unos meses que estas eran las pistolas mucho más económicas pero no las mucho más seguras ni mucho más eficiente. «Solo es necesario comprobar la tabla de ponderación que rigió el certamen, donde el 60% de la nota se asigna al precio, en oposición al diez% a la precisión o el 5% a la ergonomía».

Agresividad entre gatos machos mayores

2 gatos machos mayores tienen la posibilidad de pelearse por una hembra u ocupar una situación mucho más alta en la jerarquía. Raramente, se genera con una mayor frecuencia en gatos capados. En todo caso, si 2 gatos están en conflicto, tienen la posibilidad de ingresar en una riña muy beligerante si ninguno de ellos da marcha atrás.

Si un gato se encara a una situación dañina y no halla una salida, procurará defenderse de la manera mucho más eficiente viable, que incluye un ataque defensivo a cualquier persona que considere una amenaza.

En un caso así, puede mover el objeto de su agresión aun a un individuo que de entrada no fue la causa del combate; por consiguiente, ve con mucha precaución en el momento de procurar dividir a 2 gatos interponiéndolos entre ellos, en tanto que uno puede mudar la situación sobre la marcha, objeto de tu agresión.

Como el gato y el perro: aquí está el quid de la cuestión

1. El movimiento de la cola

Tus gatos se pelean ¿y tú no deseas ser amigos?

Existen muchas causas por las que tus gatos tienen la posibilidad de no estimar ser amigos. Primeramente, los gatos son animales territoriales, conque una de las razones por las cuales tus gatos tienen la posibilidad de batallar es por el espacio, los elementos e inclusive la atención

Llegada de un nuevo gato a la vivienda

Si un gato está habituado a ser el único animal de la vivienda, va a ver la llegada de otro gato como una pérdida de permisos. A lo largo del primer acercamiento es previsible que se genere una riña. Por consiguiente, es indispensable enseñar bien los 2 animales y prepararse anticipadamente para la llegada del nuevo integrante a la familia.

Para esto tienes que activar un espacio aparte a lo largo de los primeros días para el gato nuevo. Roza un harapo o juguete en la región del hocico y del cuello de los 2 gatos y ofrécelo al otro a fin de que reconozca tu fragancia. Una vez se habitúan, puede abrir toda la vivienda al gato nuevo.