Qué es el síndrome del gato paracaidista

¿QUÉ ES?

Es un término empleado en veterinaria para referirse a un gato que cae desde enormes alturas. Pertence a las urgencias mucho más usuales en esta clase.

¿Los gatos siempre y en todo momento aterrizan a 4 patas?

Si pensabas que los gatos siempre y en todo momento aterrizan de 4 patas, la verdad es que no en todos los casos es de esta manera. Es verdad que el gato tiene la inclinación y aptitud de redistribuir su peso antes de caer. Esto se origina por que el peso del mono se distribuye comunmente de manera armoniosa y simétrica, dejando el centro de gravedad en su centro geométrico. Por esta razón, los gatos son muy capaces de establecer nuevamente su situación fisiológica, amortiguando con perfección la caída.

No obstante, hay instantes en los que fallan. Es posible que en el momento en que caen choquen con un factor que se destaca, así como tendederos, cornisas o palos de luz. Lógicamente, esto les provocaría diferentes traumatismos.

¿Qué género de lesiones puede ocasionar el síndrome del gato de paracaidismo?

Las primordiales lesiones tienden a caer sobre las caderas, que son las primeras en amortiguar el golpe, pero asimismo existe la oportunidad de romper la tibia, e inclusive la mandíbula. Para procurar amortiguar la caída, posiblemente flexione las extremidades, pegando el suelo.

Si el gato no posee ninguna lesión aparente, se efectuará una visita al veterinario.

Probablemente halla lesiones escondes e inclusive internas que requieran intervención, como la separación de la vejiga, por poner un ejemplo.

Secuelas y lesiones del síndrome del gato paracaidista

Las secuelas son muy dispares en todos y cada caso, en tanto que existen muchos componentes que influyen en si la caída es preferible o peor: altura lugar desde el que cayó, situación donde cayó, precaución y atención tras la caída, agilidad con la que se atiende, etcétera.

Hay gatos que escapan ileso y hay gatos que no subsisten a la caída. Pero lo frecuente es que haya una fractura; el mucho más recurrente sin fracturas de cadera, fémur/s, extremidades precedentes, mandíbula… Si bien las fracturas son evidentes y graves, no son las mucho más urgentes. Existe otro género de secuelas de estas enormes caídas que comprometen dificultosamente tu vida, como el neumotórax, muy recurrente en estas situaciones. El veterinario tratará primero las situaciones mucho más urgentes, y hay un protocolo para tratar el síndrome del paracaidista que vamos a tratar en el próximo capítulo. Este protocolo es exactamente el mismo que de ser arrollados o, en cualquier caso, politraumatizados.

¿QUÉ ES EL SÍNDROME DEL PARACAITISTA GATO?

El síndrome del gato paracaidista es un fundamento de visitas usuales al veterinario que se genera en el momento en que el gato se lesiona al caer desde un balcón o ventana. Los gatos son enormes observadores, les gusta mucho las alturas y ver de qué manera pasa la vida desde ellos. Indudablemente, en alguna ocasión, movidos por la curiosidad o el instinto de caza, tienen la posibilidad de desequilibrarse y caer al vacío.

El primordial aspecto de peligro es tener ventanas o terrazas sin protección en el hogar (mosquiteras u otros sistemas), que dejan subir a bancos o barandillas y estar expuesto a caídas.