Qué hacer si un gato come chocolate

De entrada, los felinos son animales fundamentalmente carnívoros, esto es, su nutrición debe fundamentarse eminentemente en proteínas, siendo estas substancias la fuente de energía más esencial para el organismo del gato.

Sabiendo esto, y con el propósito de extender la calidad de vida de las mascotas, es esencial comprender que hay alimentos que tienen la posibilidad de dañar dificultosamente la salud de los gatos, entre ellos: El chocolate.

Por qué razón el chocolate es tóxico

El gato comía chocolate: qué cambia según el tipo (Fotografía Pixabay)

Semeja prácticamente increíble que una comida tan buena logre , y todavía lo es. Esto se origina por que el chocolate tiene dentro una substancia alcaloide, la teobromina, que puede ocasionar distintas modificaciones en el organismo del animal: incremento de la continuidad cardiaca, incremento de la presión arterial y conmociones. Los efectos, naturalmente, dependen asimismo de la proporción de substancia. que se ingirió y exactamente los mismos componentes de peligro cambian según el género de chocolate que ingirió el gato: en la mayoría de los casos se puede decir que la leche es la que menos perjudicial, en contraste al chocolate negro.

Inconvenientes ocasionados ​​por la teobromina en el cuerpo del gato

Ahora hemos citado ciertas afecciones y síntomas que hace la teobromina en los gatos, no obstante, hay otros inconvenientes secundarios en los gatos que son fatales por su salud.

Los gatos tienen la posibilidad de padecer un incremento de la continuidad cardiaca, entre sus síntomas están la respiración rápida o enclenque, el cansancio y la pérdida de apetito; también, la teobromina impulsa la aceleración de la pérdida de líquidos ya que es un fuerte diurético.

¿Por qué razón el chocolate es tóxico para los gatos?

Exactamente las mismas substancias que son dañinos para los perros, o sea, la cafeína y la teobromina, asimismo son tóxicas para los gatos, los riñones y cuyo sistema digestivo son muy frágiles.

Además de esto, los gatos son inferiores que los perros, la proporción de chocolate que comienza a ser dañina es solo de 50 gramos (o sea, la mitad de una pastilla habitual). Si bien es rarísimo que los gatos atacan el chocolate, no debemos dejarlo jamás a su alcance.

Si el gato come chocolate, debemos llevarlo en el instante al veterinario, que le va a preparar un régimen de desintoxicación que el gato va a deber continuar a lo largo de unos días. El aparato médico te inspeccionará regularmente. Lo esencial es cerciorarse de que el chocolate se suprima del sistema, tal como los restos de teobromina y cafeína. Los síntomas son afines a los de los perros: diarrea, tos y vómitos, conmociones, incontinencia y también hiperactividad.

¿De qué manera sé que mi gato ha comido chocolate?

Si sospecha que su gato ha comido chocolate, tenga precaución con los síntomas de hiperactividad, diarrea, vómitos, respiración rápida, conmociones y otros síntomas comunes de intoxicación por chocolate.

Echa una ojeada a esta lista de riesgos recurrentes en la vivienda para contribuir a resguardar a tu gato de otros géneros de intoxicación.