Qué hago si mi gato está afónico

Los gatos, y por norma general todos y cada uno de los felinos, como sucede con los humanos, tienden a padecer una suave irritación de la laringe por distintos fundamentos, y esto puede ocasionar una suerte de ronquera, conque si ves esta reacción a la tuya mascota, no. No pienso que sea solo tu imaginación o estés orate: los gatos tienen la posibilidad de tener pérdida de voz. Les enseñamos por qué razón y de qué forma solventarlo.

Las causas que causan la laringitis en los gatos, que es la una parte de la garganta famosa como laringe, son variadas, siendo la mucho más recurrente una infección en algún sitio del aparato respiratorio; un episodio reciente en el que el animal miaulaba con vehemencia y excesiva, sacrificándose bastante la garganta; una imagen de agobio; sofocarse con un cuerpo extraño -menos recurrente, pero viable-; o haber ingerido antes algo muy frío. Nada que no sea semejante a eso que hace este problema médico en los humanos, como puede ver.

Ragging

Este signo es muy habitual en gatos ronquidos, pues en el momento en que maulan y no sale el sonido aguardado, les hace una suerte de náuseas, que se conoce en gatos. como gracietas.

Los gatos son unos caninos muy relajados y juguetones, en el momento en que tienen algún género de molestia, como ronquera o resfriado, están tan estresados ​​que su estado anímico ya no es desapacible, hasta el punto de que no dejan sus dueños juegan.

Trauma

Si el gato padece lesiones graves en la región del cuello, esto puede entorpecer con la función de las cuerdas vocales. Tenga presente que la inflamación en la región de la garganta puede no ser siempre adecuada a lesiones penetrantes.

La razón por la cual debería reconsiderar dejar que su gato vaya libre por su jardín es que los huesos de los animales pequeños que atrapan y comen tienen la posibilidad de quedarse en las amígdalas, la laringe o la garganta y ocasionar hinchazón. denunciando abscesos como producto de riñas.

Sugerencias.

Quizás varios no lo piensan esencial, pero el fácil hecho de llevar a nuestro gato o perro al veterinario por lo menos un par de veces por año no solo nos ahorra una cantidad notable en régimen médico, sino nos asiste a sostener nuestro acompañante con buena salud, buena salud y en geniales condiciones, si bien a tu mascota no le agrade bastante la iniciativa de ir al médico, te aseguro que este fácil hecho te va a hacer lo destacado de las cosas.

Recuerde que las mascotas pertenecen a nuestra familia, debemos cuidarlas y amarlas, respetarlas y más que nada tenerlas bajo mucha compromiso, puesto que dependen de nosotros por varias cosas, la tenencia responsable es increíblemente esencial. ¡Adopta no compras!