Se puede tener gato estando embarazada

Todos hemos oído que el embarazo y los gatos no son compatibles, pero no es de esta forma. Te lo enseñamos:

La mayor parte de los gatos tienen un parásito llamado Toxoplasmas gondii que no es un enorme inconveniente para ellos. Un gato infectado libera a ooquistes en sus heces, que se tienen la posibilidad de trasmitir a algún otro gato, pájaro o mamífero, como nosotros.

Conclusión

Consulte siempre y en todo momento a su médico si mira algún síntoma como fiebre, dolores musculares, fatiga o cefalea. Tienen la posibilidad de ser síntomas de toxoplasmosis a lo largo del embarazo o cualquier otra infección. No obstante, no es necesario que lleve a cabo importantes cambios en su historia.

Con la llegada de un nuevo integrante a la familia, no es requisito liberarse de su vieja pareja. Tu gato puede mantenerse contigo a lo largo de bastante tiempo y no merece ser descuidado en el momento en que consigas tomar otras medidas para resguardarte y resguardarte de tu futuro bebé. Teniendo el precaución conveniente vas a poder proteger con perfección a tu mascota y su embarazo.

¿Hay algún peligro para la salud de la mujer preñada al tener un gato?

La contestación es no, siempre y cuando se tomen algunas cautelas a lo largo del embarazo.

La toxoplasmosis es una patología ocasionada por el parásito Toxoplasma gondii, que puede ocasionar malformaciones en el feto y perjudica a los animales de sangre ardiente.

Atención a lo largo del embarazo con gatos como mascotas

Por consiguiente, tenemos la posibilidad de decir que se puede convivir con gatos a lo largo del embarazo, lo que debe hacerse es tener un precaución básico para achicar el peligro de contagio.

Las cautelas a lo largo del embarazo para eludir la toxoplasmosis en las gatas son:

  • Ofrecer a nuestra mascota comida seca o envasada y sostenerla en el interior para eludir que cace sus presas en el exterior. Además de esto, no dé carne cruda.
  • Lavar bien las verduras.
  • Limpie la bandeja del gato todos los días, a fin de que no haya riesgo de contagio.
  • No toque las heces con las manos y, si es viable, solicite a otra persona que las recoja.
  • Lávese bien las manos con agua y jabón y no se toque la boca con ellas.

¿Qué es la toxoplasmosis?

La infección por Toxoplasma gondii perjudica a animales de sangre ardiente en el mundo entero. Es un parásito intracelular obligado y los felinos son sus únicos huéspedes terminantes. ¿Qué es lo que significa esto? Que son los únicos que suprimen los huevos (ooquistes) expulsándolos al medio como fuente de difusión, lo que no quiere decir que sean la única fuente de infección para nosotros.

Los gatos se inficionan comiendo carne cruda o ingiriendo ooquistes (huevos) dejados por otros gatos en el ambiente y desarrollan una infección, la mayor parte de las ocasiones subclínica; esto es, no presentarán síntomas y van a pasar por la infección, construyendo anticuerpos que les resguardarán de futuras reinfecciones. A lo largo de esta etapa, los gatos, aun sin síntomas, suprimen a los ooquistes infecciosos (huevos) con sus heces a lo largo de diez-15 días.