Tipi para Gato

Si estas buscando un casa con forma de cabaña tipi para tu gato y no te conformas con cualquier cosa, estás de suerte porque acabas de llegar al sitio adecuado. Nos encantan los gatos, es nuestra mascota favorita, y por ello hemos preparado una selección de los mejores tipis que hemos encontrado en Internet.

Comprar un tipi para gato

Un tipi es la clásica tienda o cabaña de indio que nos viene a todos a la cabeza cuando pensamos en sus campamentos del far west. Muchas personas no conocen su nombre, ya que no es un concepto muy extendido. Pues bien, existen casetas para gato con esta forma que le darán un toque muy original a tu casa. Sin duda, comprar un tipi es una buena manera de aprovechar la zona de descanso de tu mascota y convertirla en un elemento decorativo más de tu casa.

¿Qué son los tipis?

Cuando escuchas las palabras «indio» o «nativo americano», probablemente piensas en los tipis. Pero, de hecho, la mayoría de los indios no vivían en los tipis. De hecho los tipis fueron usados principalmente por los indios de las llanuras, como los apaches lipan, comanches y kiowas, después de que los españoles introdujeran los caballos en Norteamérica hace unos 500 años. Los grupos de indios de las llanuras se desplazaron a través de las Grandes Llanuras siguiendo a las manadas de búfalos migratorios que iban desde Canadá a Texas.

Los indios de las llanuras usaban el búfalo para muchos propósitos, incluyendo la cobertura de piel de búfalo para sus hogares tipi. Docenas de largos postes de madera formaban la forma cónica del tipi. Muchos grandes cueros de búfalo, cosidos juntos, fueron cubiertos por los postes para formar una tienda cerrada. Los cueros podían ser enrollados en los días calurosos de verano para dejar que las brisas frescas soplen a través del tipi.

La mayoría de los tipis eran relativamente pequeños y sólo podían albergar a cuatro o cinco personas cómodamente. El tipi del jefe, sin embargo, era mucho más grande porque las reuniones tribales se celebraban a menudo allí. Una docena o más personas podían caber cómodamente dentro de esta vivienda más grande. No había muebles como los que usamos hoy en día. Las camas dentro de los tipis no eran más que esteras y mantas de piel de búfalo colocadas sobre montones de hierba y heno – muy ligeras y fáciles de empacar para viajar. Un pequeño fuego en el medio del tipi se usaba para cocinar y para dar calor. El humo se escapaba a través de un agujero en la parte superior del tipi.

Los nativos americanos usaban perros o caballos para arrastrar sus casas detrás de ellos en una estructura de postes llamada travois (trah-voy).

Cuando el grupo estaba listo para seguir adelante, desmontaban sus tipis para llevarlos consigo. Los postes de madera del tipi y la piel de búfalo se podían convertir en una especie de «camión de mudanzas» llamado travois. Los viajeros empacaban todas sus pertenencias en los travois, un tipo de trineo tirado por perros y luego por caballos.

Los tipis se usaron más ampliamente y se construyeron para ser mucho más grandes después de que los europeos trajeran caballos a Norteamérica en el siglo XVI. Usando la «fuerza de los caballos», los grupos indios podían llevar más posesiones, incluyendo los tipis mucho más grandes y enormes postes de madera. Las caravanas de indios a caballo y sus trineos tirados por caballos a veces se extendían por kilómetros.