Un gato puede llorar

Los gatos tienen agua, o mucho más bien aguada por múltiples causas, ciertas son tan fáciles como pelusa, pero en ciertos casos el riego puede deberse a infecciones de las vías respiratorias superiores oa un conducto lagrimal obstruido.

Ciertos de los motivos por los cuales los ojos de tu gato tienen la posibilidad de plañir son:

Llorando de emoción

Si bien existen muchas historias de gatos que lloran de emoción, por poner un ejemplo por el hecho de que fueron salvados, no hay pruebas reales que argumenten que estas lágrimas se tienen que a la alegría, la tristeza o el mal.

La vida sensible del gato es rica, mucho más de lo que se creía a lo largo de bastante tiempo, pero de entrada las lágrimas no son una manera de expresión sensible para los gatos.

Las lágrimas de los gatos, ¿para qué valen?

Las lágrimas de gato son el resultado de algo que sucede en el organismo del animal. Por servirnos de un ejemplo, si el gato tiene un cuerpo extraño en el ojo, como polen, polvo o un trozo de arena, el cuerpo tiene una reacción así para despedir todo cuanto le duele.

Además, asimismo es una reacción del organismo frente a una infección o nosología. Al no marchar apropiadamente, esta clase de substancias se generan en los ojos del animal como reacción involuntaria al inconveniente.

¿Los gatos lloran?

Bien, para contestar a esta pregunta, usaremos un sí, plañir gatos.

Pero lo hacen por causas diferentes a las nuestras. Esto no quiere decir que los gatos sientan conmuevas, si bien no las expresen como nosotros.

Los humanos, generalmente, en el momento en que sentimos algún género de mal sensible o físico, segregan lágrimas (las lágrimas son el resultado de un desarrollo fisiológico por el que se limpia, resguarda y lubrica el globo ocular).

¿Por qué razón solo maulan y lloran a los humanos?

Indudablemente te han feliz los maullidos simpáticos de tu gato y deseabas grabarlos para compartirlos con el planeta entero. Los gatos en presencia de humanos se vuelven claramente vocales, mialándonos en distintas tonos y ronroneando. Siempre y cuando nos milan, significa que tratan de estar comunicados una necesidad, con lo que el miaular es una herramienta que solo usan para estar comunicado con los humanos.

En ocasiones, el maullamento semeja singularmente presente en el momento en que tu gato maula infatigablemente y, sin entender qué precisa y de qué manera asistirle, el maullamento sigue hasta el momento en que logra una contestación. Hablamos de un gato que llora, por el hecho de que padece esa necesidad que no se está satisfaciendo, provocando agobio.