Un gato puede tener hipo

Tiempo atrás me pregunté si los gatos sollozaban o si solo era un fenómeno guardado a la condición humana. Gracias a cosas de la vida en este momento tengo 2 gatos en el hogar. Un macho, Ishmir y una hembra, Xaina. Pasé varios días observando sus hábitos. Todo es muy visceral, animal, salvaje y sensorial. Come, siente y ronronea.

En la mitad de todas y cada una estas visualizaciones metódicas, un día sobre las 15:46, en la mitad de una siesta del 9 de julio, 34 grados en el interior con el ventilador puesto a 4 y sin racha de viento a la visión, Ishmir va comenzar a plañir. 🇧🇷 De súbito, sin prólogo para comunicar. Fue un hipo relajado, pero por último desde mi rincón de todo el mundo hacia mi contribución a la ciencia humana. Los gatos tienen hipo.

Frente todo, comenzamos por comprender qué son verdaderamente los singlotes en los gatos, esta situación provoca que la epiglotis se cierre, que termina generando el sonido característico popular como hipo.

Hipo en gatos: ¿qué es?

¿Pensabas que veías que tu gato se encontraba hipo, pero lo hallaste irrealizable? Bien, no es así: tu gato tiene la posibilidad de tener el hipo. Y sí, los perros asimismo tienen hipo.

Como en los humanos, el hipo se genera por una inmediata contracción del diafragma, que ordena a los pulmones a despedir aire a intervalos regulares.

Causas del hipo

El hipo en perros y gatos tiene la posibilidad de tener múltiples causas:

  • El frío puede ocasionar hipo, especialmente cuando los animales son perros; y mucho más aún si son de etnias pequeñas en la situacion de los perros.

¿Qué es el hipo?

El hipo es un sonido inspiratorio producido por una contracción inmediata, intermitente y también involuntaria del diafragma. Esta contracción provoca que la epiglotis se cierre, generando el sonido que conocemos como hipo. Es una situación que aparece primordialmente para comer o tomar bastante veloz, de pronto, y que perjudica tanto a personas como a pilosos.

Como comentamos, frecuenta manifestarse en el momento en que se come o se bebe bastante veloz; No obstante, en la situacion de los gatos, hay otros fundamentos a tomar en consideración, como alergias, bolas de pelo o como resultado indirecta del agobio. A propósito, es indispensable llevarlo al veterinario; De esta manera, nos va a poder argumentar precisamente qué pasa con él, lugar desde el que tenemos la posibilidad de tomar las medidas primordiales para mejorarlo.