Gato Oriental

Pese a su nombre, el origen del gato Oriental se dio en Inglaterra. Es bastante introvertido con extraños, muy apegado a su amo, fiel, mimoso, juguetón y muy exigente. Podrá vivir tanto en casas como en departamentos, y convivir con niños y mascotas. Su salud es muy buena pero detallaremos todo más adelante en el informe.

Gato de raza oriental

Información general de la raza

El gato Oriental surgió en Inglaterra entre 1950 y 1960, atravesó los cruzamientos selectivos de diferentes razas, como por ejemplo el Siameses, Ruso Azul y gato Común de pelo corto. A finales de 1960, en Estados Unidos, crearon otra versión del gato Oriental, cruzando razas como el Siamés, Abisinio y Común de pelo corto. Este animal de compañía, fué aceptado en 1970 oficialmente por la TICA, en 1972 por la CFA y posteriormente por la CCPA; las tres reconociendo la variedad de pelo corto y la variedad de pelo largo como 2 categorías separadas.

Gato blanco de raza oriental

Características de la raza de orinetal

  • Cuerpo: largo a grande, delgado, flexible y de huesos fuertes.
  • Peso: machos entre 5 y 6 kilos, hembras entre 4 y 5 kilos.
  • Cabeza: tamaño mediano, más ancha que larga y de hocico corto.
  • Ojos: tamaño mediano, ovalados y de color verde o amarillo, pero no azul.
  • Nariz: grande, larga y ancha.
  • Orejas: grandes, amplias, base ancha y terminación en punta.
  • Patas: largas y delgadas, pero de huesos fuertes.
  • Garras: grandes y ovaladas.
  • Cola: larga y fina desde la base, terminación en punta.
  • Pelo: corto y largo.
  • Corto: pelo corto, fino y suave,
  • Largo: pelo semi largo, suave, fino, y abundante pelo en la cola.
  • Colores: todos los colores y patrones están aceptados.

Personalidad y comportamiento de esta raza de gato

El gato Oriental es una mascota muy exigente, habitualmente te pedirá atención y cariño. Es un felino muy maullador, le gusta jugar, un compañero fiel, inteligente y mimoso. Eso si, también es un gato al que le gusta ir a la su aire.

A esta raza le encanta las alturas. Es recomendable poner a su disposición repisas o arboles de gato para que pueda estar tranquilo mirando todo desde las altruras. El Oriental, es un animal de compañía que podrá vivir tanto en casas como en apartamentos que no sean muy pequeños, ya que este felino es muy activo. Esta raza poda vivir tranquilamente con niños pequeños y cualquier mascota. Algo a tener en cuenta es que no le gusta estar solo, detesta la soledad.

Cuidados especiales para la raza

El gato Oriental solo es susceptible a dos cosas: al estrabismo y a nudos en la cola; ambas no afectan su calidad de vida. Fuera de esto, no sufren de ninguna otra enfermedad genética o endogámica. Sus cuidados abarcan un cepillado 3 veces por semana en la variedad de pelo largo, y 1 vez por semana la variedad de pelo corto.