Gato Savannah

El Savannah es una raza híbrida que ostenta el récord de ser la raza de gato doméstico más grande del mundo. No es apto para la vida en departamentos, pero podrá convivir con otras mascotas sin inconvenientes. Es muy activo, cazador y juguetón, también adora trepar a lugares altos. Con respecto a su salud detallaremos todo más adelante.

Gato savanah que parece un tigre

El gato de la sabana es una raza recientemente admitida, que presenta la incomparable gracia del felino salvaje asociada a la sociabilidad y adaptabilidad del gato doméstico.

Orígenes del gato Savannah

El gato de la sabana es el resultado del cruce de una gata, generalmente de Bengala, con un macho serval (Felix serval, un felino de la familia de los guepardos), un felino que suele frecuentar la sabana del Parque del Serengeti en África. Este hábitat natural dio su nombre a la nueva raza. El serval es un felino nocturno, del doble del tamaño de un gato doméstico, que fue domesticado ya en la Antigüedad por las poblaciones locales de Egipto, gracias a su carácter sociable y gentil.

Pero fue a principios de los 80 que Judee Frank, un criador americano, comenzó a cruzar sistemáticamente y con éxito esta nueva raza. La selección permitió que la raza fuera aceptada por la TICA (Asociación Internacional de Gatos) en 2001, y los híbridos de tercera generación fueron reconocidos y admitidos en exposiciones en 2002.

Información general

El Savannah es una raza híbrida que se conoció por primera vez en 1986 cuando se cruzó una gatita domestica con un Serval Africano. A la cría de la gata se la llamó Savannah, siendo este el origen del nombre que adoptaría posteriormente la nueva raza. Esta cría obtuvo rasgos tanto de la gata doméstica como de su padre Serval, y como característica principal cabe destacar que es la raza de gato doméstico más grande del mundo.

El posterior desarrollo de la raza estuvo a cargo de dos criadores interesados en continuar con tan hermosa cruza. Fue aceptada oficialmente por la TICA en 2012, aceptando como raza 5 generaciones de Savannah (F1, F2, F3, F4, F5.). Importante: a estos gatos híbridos (al igual que con los Bengalí) se los clasifica con una letra “F” seguida de un número que representa las generaciones de domesticación.

Características de la raza de la savana

Un serval pesa de 13 a 18 kg, pero la hibridación ha dado lugar a Savannah cuyo peso varía de 7 a 9 kg, con una musculatura hermosa pero en armonía con todo el cuerpo, éste último conservando un aspecto muy atlético.

La cabeza es ligeramente redondeada en el ápice y, en proporción con el resto del cuerpo, parece ligeramente más pequeña; tiene forma triangular y es más larga que ancha. La nariz es larga, la barbilla es pequeña. Las orejas son rectas, llevadas en alto en los cuartos traseros, la base es amplia y las puntas son ligeramente redondeadas.

Los ojos son ovalados y ligeramente almendrados, amarillos, verdes, dorados o ámbar. El cuello es largo, robusto y musculoso. Visto de lado, el cuerpo es muy alargado y recuerda a los gatos orientales, pero más robusto. Visto de frente, el gato parece estrecho, una impresión debido a la asombrosa longitud de las patas. Las patas son pequeñas con dedos largos. La cola de este animal de compañía es bastante corta.

Gato gigante de la Savana
  • Cuerpo: grande, largo, fuerte y estilizado.
  • Peso: entre los 9 y 23 kilos, dependiendo de su generación.
  • Cabeza: tamaño mediano (en comparación con su cuerpo).
  • Nariz: ancha y larga.
  • Ojos: medianos, ligeramente redondeados y de color verde, marrón o amarillos.
  • Patas: largas, esbeltas y ágiles.
  • Garras: ovaladas y de tamaño mediano (en proporción con el cuerpo).
  • Cola: larga, fina y con “aros” oscuros bien marcados.
  • Pelo: corto, fino y sedoso.

Colores aceptados para la raza:

  • Café con manchas oscuras o negras.
  • Naranja con manchas oscuras o negras.
  • Azul con manchas negras.
  • Gris o plateado con manchas negras o oscuras.

El color del pelo

El pelaje de esta mascota es brillante, suave y grueso, el pelo puede ser corto o medio. Su gran tamaño y la longitud de sus miembros le dan al movimiento de la sabana un aspecto distintivo.

La parte inferior del pelaje va de dorado a leonado con un vientre casi blanco, manchado de manchas negras.

Personalidad

El gato de la sabana se considera un gato doméstico después de la tercera generación, aunque no presenta problemas particulares de adaptación a la primera generación. Es un gato amistoso y sociable, especialmente con los niños y otros animales que viven en casa. Se adapta sin problemas al uso de la caja de arena y le gusta mucho el agua.

Gran cazador, le gusta saltar y trepar; necesita moverse, ser libre, y le gusta dar un paseo de vez en cuando. Su esplendor intacto como felino salvaje hace de la Sabana una raza extremadamente fascinante, por el momento muy rara y que se encuentra principalmente en los Estados Unidos debido a su altísimo costo, pero que podría convertirse muy pronto en la raza de vanguardia de este nuevo milenio.

Abrazo: Algunos individuos, más bien atléticos, prefieren el juego a los mimos.

Jugador: En la mayoría de los casos, este es un jugador impresionante que combina poder y entusiasmo. Además, sus cualidades técnicas para la actividad física, derivadas de sus antepasados salvajes, lo convierten en un as del salto, la escalada y la carrera. Es un buen candidato para caminar con correa. ¡Algunos de ellos son incluso buenos nadadores!

Silencio: Cuando su energía disminuye, puede estar tranquilo y en calma.

Inteligente:
Vivaz, perceptivo e interesado, sus habilidades cognitivas son asombrosas.

Temeroso / sospechoso de los extraños :
Varios factores pueden influir en el miedo de un gato a los extraños, pero a menudo aprecia la novedad y los extraños.

Independiente :
Es independiente y puede tolerar la soledad siempre y cuando sus necesidades de actividad física y estimulación estén satisfechas.

Esta raza no se recomienda para la vida en viviendas pequeñas, no solo por su tamaño, sino también porque es muy activa, pero podrá convivir con cualquier mascota sin inconvenientes. Suele ser un gato muy juguetón y mimoso, pero en generaciones F1 y F2 es un poco más reacio a los mimos, en cambio, las generaciones de Savannah F3, F4 y F5 son más apegadas a los humanos y más mimosas.

Entre otras características propias de la raza podemos mencionar que ama las alturas, adora todos los juegos de perros, le encanta salir a pasear con una correa, y, pese a su apariencia salvaje, puede convivir con niños sin problemas, es más, suele cuidarlos.

Comportamiento

Carácter:
Hay mucha variabilidad entre los individuos y en diferentes contextos, pero a veces vocaliza para comunicarse con los humanos.

Codicioso / glotón :
¡Gran energía, gran apetito!

Necesita ejercicio :
La necesidad de ejercicio, juego y estimulación en el sentido más amplio es alta en la mayoría de los casos.

Fugitivo:

Es explorador, enérgico y curioso… Usar una correa con arnés puede facilitar las expediciones en el jardín y reducir el riesgo de fuga.

Compatibilidad con personas y animales

La raza de Sabana y los Perros:
La compatibilidad con los perros es variable y depende de muchos factores, incluida la socialización temprana y la forma en que se introducen entre sí. Sin embargo, un perro y una Savannah pueden convertirse en buenos compañeros de juego. Es importante proporcionar lugares de observación y descanso elevados para que el felino pueda evitar el contacto indeseado con el perro.

El gato Savannah y los otros gatos:
La calidad de esta relación depende de la forma en que se socializó como gatito, de ahí la importancia de tomarse el tiempo para elegir el criador adecuado. A menudo observamos un buen entendimiento con otros gatos de la misma raza. Sin embargo, no se sugiere la cohabitación entre un híbrido y un gato doméstico, especialmente si la sabana es F1 a F3.

Gato Savannah con niños

Savannah y los niños:
Ambos pueden llevarse muy bien y convertirse en grandes compañeros de juego, pero es imperativo que se le enseñe al niño a entender el lenguaje corporal del gato y a respetar sus límites.

La Sabana y el Anciano:
Esta raza no está indicada para gente más tranquila, dado su considerable nivel de energía.

Precio de un gato Savannah

El precio de compra de un gatito de Savannah en cría varía enormemente según el sexo y la generación del individuo, calculado desde la hibridación inicial con el Serval. En promedio, el precio está entre 1 700 y 3 000 euros . El linaje, la crianza y la edad también influyen en el costo. Para el presupuesto mensual, hay que contar al menos 40 euros/mes para cubrir sus necesidades, ofreciéndole una comida de calidad y asegurándose de mantenerlo en buena salud.

Mantenimiento

Aseo :
El mantenimiento regular del pelo, los ojos y las orejas es necesario, pero nada más.

Pérdida de cabello :
La pérdida de pelo no es muy marcada, a pesar de la abundante capa de subpelo.

Fuente de alimentación

Por supuesto, es necesaria una dieta de calidad apropiada a su alto nivel de energía, edad y requisitos médicos.

Salud

Esperanza de vida :
La longevidad media es de 13 a 20 años

Resistente / robusto:
Puede considerarse robusto. Su subpelo denso lo protege de las temperaturas extremas y en general goza de buena salud.

Tendencia a magnificar :
Muchos factores influyen en el riesgo de obesidad felina, como la edad, el entorno, la dieta y la actividad del gato. El nivel de energía característico del gato reduce enormemente el riesgo de desarrollar sobrepeso si se satisfacen sus necesidades de actividad física.

Enfermedades frecuentes:
Se reconoce generalmente que la Sabana goza de buena salud fisiológica. Sin embargo, se sugiere un examen médico anual para asegurar su bienestar. De hecho, puede sufrir las mismas enfermedades que los gatos domésticos que no son híbridos, sobre todo patologías orales. Además, a veces se diagnostica la deficiencia de piruvato kinasa o «PKDef». Es una enfermedad hereditaria que puede conducir a una anemia no específica. Sin embargo, hay pruebas genéticas disponibles.

Reproducción :
Se permiten los matrimonios con otra sabana o con el gato doméstico sin pedigrí, el Mau egipcio, el Oriental de pelo corto y el Ocicat. También se aceptan los matrimonios con el Serval, siempre y cuando cumplan con la normativa vigente en materia de posesión y reproducción de especies silvestres exóticas (en particular el Apéndice 2 de la CITES).

Las camadas son de un promedio de 3 gatitos.

Cuidados especiales

El gato Savannah goza de una salud excelente y no tiene inclinación hacia ninguna enfermedad específica. Su alimentación tiene que ser de excelente calidad y casi no necesitará cepillado alguno

Curiosidades de la raza

El Serval está presente principalmente en el África subsahariana. Según la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN), las poblaciones naturales de este gato salvaje son estables. Además, sería común en los lugares donde su hábitat (sabanas y otros ambientes abiertos) está protegido. Sin embargo, es necesario mantenerse vigilante y seguir conservando su hábitat, ya que su disminución es rápida en ciertas zonas de su distribución geográfica.